Los 28 libros que todo adolescente debería leer y releer – Quelibroleo.com

 

logo

Adolescencia y lectura son dos conceptos que no se tienen que entender por separado porque leer es la llave de acceso al conocimiento y uno de los placeres más saludables e inocuos que existen. Por otra parte, somos conscientes que la lectura es un hábito que no debería tener restricciones, condicionantes ni mucho menos obligación, porque como afirmaba el escritor Daniel Pennac:

“El verbo leer no tolera el imperativo“

Así pues, ofrecemos un listado de hasta 27 títulos para que los jóvenes vayan sobre seguro y muy probablemente vuelvan a leer en más de una ocasión.

No pretendemos que se lean todos los libros en un mismo año, ni tampoco que se siga el orden aquí dispuesto. En el listado se encuentran libros de fantasía y también realistas; clásicos junto a novedades; otros que hablan de la Segunda Guerra Mundial, sobre el acoso escolar, la sexualidad, la familia, la guerra, la superación, la enfermedad y también el optimismo y el humor.

Los 28 Libros que todo adolescente deberia Leer

Origen: Los 28 libros que todo adolescente debería leer y releer – QuelibroleoBlog de Quelibroleo.com

Anuncios

MareaVerde: La Plataforma Villaverde por una Escuela Pública de Calidad rechaza un pacto educativo improvisado

Plataforma Villaverde por una Escuela Púbica de Calidad nos envía esta información.

Comunicado de Prensa

Origen: MareaVerde: La Plataforma Villaverde por una Escuela Pública de Calidad rechaza un pacto educativo improvisado

Carta de una Socia – Escucha

Madrid, 07 Diciembre 2016

Hola de nuevo,

Soy Carmen Armenta Sedano, y hoy me gustaría que todos reflexionemos sobre un tema, qué como madre me preocupa, y qué otra vez como la anterior pienso que nos afecta a toda la comunidad educativa.

Se trata del problema del ruido en las clases, el qué a menudo los profesores se enfrentan a qué el alumnado habla y en un tono muy elevado mientras dan clases. Lo qué afecta gravemente al proceso de aprendizaje de todos los chicos, alguno de ellos, Persona con discapacidad o Persona con capacidades especiales o diferentes.

Me vais a perdonar, no soy, ni me tengo por una persona conservadora, pero hay ciertos principios y normas de convivencia qué son clásicos para poder hacer una sociedad mejor para todos, más inclusiva, y que no sabemos transmitirles a nuestros chicos, ya sea hijo o alumno. Y otra vez se reduce todo al tema: “Respeto por los demás, por lo qué son y por lo qué hacen ellos mismos y los demás”.

Me parece que el principal principio, deber y derecho a la vez es el “Respeto”, y todos debemos enseñarlo, principalmente con el ejemplo. Somos un país que fuera de nuestras fronteras, se nos señala por nuestra incapacidad de escuchar al otro, escuchar lo qué nos tiene qué decir, lo que nos puede aportar. Y así nos va.

Sea como fuere, aquí creo que los padres tenemos un papel protagonista, y debemos enseñar a nuestros hijos, qué cuando van al instituto, van a aprender.
El acto de aprender y enseñar, no se puede producir sin un respeto entre profesor y alumno. Pero sí qué es verdad qué cuando mandamos a nuestros hijos al instituto se suponen que van a aprender no sólo conceptos, sino también los valores y principios que hacen posible una sociedad democrática. Nosotros como padres debemos inculcarles, “educarles” en el respeto al otro y así mismo.

Deben respetar al profesor cuando habla, escuchando, y dejando escuchar.

El profesor/a desarrolla una labor qué se ve constantemente interrumpida porque el alumnado no respeta lo mínimo qué se espera de él, el escuchar y dejar escuchar. Sí habla en un tono alto, sin importarle lo qué su profesor trata de enseñarle, con mayor o mejor éxito o habilidad, esto es una falta de respeto a su profesor, pero sobre todo a sus compañeros qué sí están intentando escuchar y aprender. Sí no le interesa lo qué su profesor dice, al menos como respeto a hacía él y sus compañeros como personas debe no incordiar, y dejar oír.

Es difícil en una clase con numerosas personas, el dejar oír, para escuchar y aprender. Esto hace la tarea mucho más ardua y difícil.
Por favor os pido qué reflexionemos todos en la necesidad de educar para escuchar y dejar escuchar, es la mejor forma de aprender respeto a los demás.
Para hacer posible una comunicación es esencial que los interlocutores se respeten, pero en este caso nuestros hijos tienen un deber y un derecho.
Todos van al instituto porque tienen derecho a recibir una educación para aprender habilidades, conocimiento, y principios, herramientas todas para enfrentarse mejor a la vida como adulto.
Pero también tienen deberes y entre ellos tanto los qué quieren, como los qué no quieren aprender, deben respetar al profesor estando en silencio cuando intenta dar clase, de lo contrario falta al respeto a su profesor, qué tiene como deber y derecho, intentar transmitirles conocimientos y habilidades; como a sus compañeros qué tienen el derecho de ser capaces de oír, para a través de la escucha activa, procesar la información y aprender.

Por favor os pido hacer un esfuerzo entre todos para qué la cordialidad y armonía de la comunidad educativa sea posible.

Gracias a todos,

Carmen